Faltan
Para el DOMINGO DE RAMOS

¡AHÍ QUEDÓ!

Ahí quedó nuestra Semana Santa 2013. Una semana que se presentaba repleta de incertidumbre ante los pronósticos meteorológicos, que no pintaban nada bien, y que nos hacía temer ante los proyectos que tanto tiempo llevamos preparando. Del mismo modo, esta resultaba una semana santa un tanto morbosa e inquietante para aquellos que año tras año se empeñan en zancadillear a esta agrupación, que año tras año, no le queda otra que reponerse, superarse, y sacar buena nota ante los continuos exámenes a la que se ve sometida por propios y extraños.

Como digo, el tiempo nos ha planteado una semana incierta, ya que como digo, las previsiones no eran nada halagüeñas. Aún así, y comparándonos con otros compañeros de bandas, hemos podido casi completar una Semana Santa que para nosotros ha vuelto ser una nueva prueba de fuego.

En lo referente a nuestros acompañamientos musicales, decir que hemos podido salir la madrugada del Domingo de Ramos con la Hermandad de Las Penas, para mi gusto, uno de los acompañamientos más contundentes y más completos de los que se han podido hacer este año, y que creo que despejaron muchas dudas e infundios.

La tarde del Domingo de Ramos aparecía en principio con buenas perspectivas, pero unos nubarrones truncaron el sueño de la tarde del domingo. Para nosotros, es todo un reto colocarnos a la trasera del Coronación, como en Carmona les gusta llamar al Señor, ya que es una de las cuadrillas más exigentes con nuestra banda, pero este año nos hemos quedado con las ganas de dar el Do de pecho ante similar reto, así que, el próximo año prometemos volver...

Amaneció el Martes Santo como prácticamente todos los días de esta semana: nublado, lloviendo, haciendo frío...la verdad es que no era un día nada prometedor, siendo uno de los más importantes para nosotros, como hermanos que somos, y como devotos de Nuestro Amadísimo Titular, Ntro. Padre Jesús de los Afligidos. Aún con estos malos augurios, ya que había alta probabilidad de chubascos, la Cofradía se echó a la calle. Para mí, y siento si alguien piensa que peco de inmodestia, la banda sonó conjuntada y armónicamente casi mejor que nunca, cosa que no me sorprende del todo, pues esta banda siempre se ha caracterizado por crecerse ante los grandes retos. También es cierto, que para el que escribe, es uno de los días más tensos y cargados de responsabilidad de cuantos se nos plantean, pero no sé porqué, si será que el Señor nos cubrió con su túnica morada, pero ha sido uno de los martes santo más disfrutados en los últimos vividos, en cuanto a lo que a tranquilidad se refiere. El saber estar, el aplomo y la concentración que mostraron mis compañeros, me hicieron sentir satisfecho casi al máximo, de no ser por no haber podido completar nuestra estación de penitencia. Aún así, se nos quedó un sabor de boca dulcísimo.

El miércoles nos estrenábamos en la vecina localidad de Fernán Núñez. Incertidumbre ante el tiempo una tarde más, pero creemos que cumplimos con creces con nuestro cometido tras Ntra. Sra. del Tránsito. La hermandad se mostró satisfecha ante nuestro rendimiento, y nosotros muy satisfechos con la grata impresión que nos trajimos de allí.

Jueves Santo-Afligidos-Arriate, es una unión difícil de separar a día de hoy. Ya son diez acompañamientos los que hemos hecho tras Padre Jesús, y la verdad es que es como nuestra segunda casa. Por fín este año el tiempo nos permitió disfrutar de un Jueves Santo completo, y se notaban las ganas que había tras dos años sin poder procesionar por las calles de Arriate. La banda prácticamente no cesó de tocar en todo el recorrido, cosa que la hermandad supo agradecer.

El sábado, también nos dejó el tiempo disfrutar de un Sábado Santo tranquilo y pausado, como es el discurrir de la Virgen de la Paloma por las calles de Moriles. De allí me quedo con un detalle, la grandeza de su capataz, Pepe Doblas. Es un trozo de pan, y en el trato es un tío formidable. La Semana Santa merece la pena por conocer personas así.

Y llegó el epílogo, que no por ser lo último es lo menos importante. La Cofradía de Nuestro Padre Jesús Resucitado, tras un arduo trabajo, un largo y dificultoso año, iba a poder procesionar al Señor Resucitado por las calles de Puente Genil. Sólo los elementos, o más bien, quien sabe si fue el propio Dios, no quiso permitir que ante tanta incertidumbre y tanto despropósito suscitado alrededor de dicha cofradía, tuviera lugar dicho desfile. Esperamos que el próximo año, la semana de la Pasión, Muerte y Resurrección, concluya como su propio nombre indica, con la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

En cuanto a la banda, creo que tenemos ante nosotros un nuevo año lleno de retos y proyectos. El próximo año, si Dios quiere, cumpliremos 15 años desde nuestra fundación, por tanto, intentaremos celebrar en la medida de nuestras posibilidades, esta efeméride. Hay intención de preparar una serie de actos para tal fin. Entre ellos, está el reto de entrar al estudio de grabación para editar nuestro segundo disco. Esperamos poder dar más detalles en breve.

No podría terminar esta entrada sin mostrar un gesto de gratitud: Gracias a todos aquellos que a lo largo de estos años habéis dejado vuestra alma y vuestro sudor en nuestros ensayos y actuaciones, entre todos hemos hecho grande a esta famila. Del mismo modo, dar las gracias a todo aquél que llegado el momento no ha sabido estar a la altura, y dejar de la manera más decorosa la que durante un tiempo fue su banda, su familia, y sus amigos, porque nos habéis hecho superarnos año tras año, y haciéndonos ver que con esfuerzo, sacrificio, compañerismo y fé en lo que hacemos, no hay límites.

Cómo no acordarme de TODOS Y CADA UNO de los que hoy en día seguís codo con codo luchando por algo que os colma de satisfacciones, cariño y amistad, y algún que otro berrinche o cabreo, pero que a fin de cuentas seguís embarcados en esta nave que es AFLIGIDOS. Continuáis demostrando que para dar la talla y derrochar calidad, no es necesario ser ni 80 ni 90 músicos. Que las cofradías y hermandades no olviden ese detalle, cantidad no tiene porque ser calidad.