Faltan
Para el DOMINGO DE RAMOS

¡A ÉSTA ES!

A la voz de ¡A ésta es!, podíamos ligar el momento del año en el que nos encontramos, ya que pasadas las fiestas navideñas, se acercan las fechas para las que año tras año trabajamos y dedicamos casi por completo nuestra música y nuestro tiempo.

A esta es, porque a punto de entrar en la cuaresma, llega la hora de dar el 150% en cada ensayo, y como las cuadrillas de costaleros, ahora más que nunca es el momento de meter riñones y de realizar un buen trabajo para que cuando llegue la ansiada Semana Santa, nuestra banda, ofrezca a nuestras hermandades y cofradías, su mejor versión y su mayor calidad musical posible, y sobre todo, sus mejores emociones y poner todo su corazón en cada marcha, en cada chicotá, en cada estación de penitencia...

No debemos olvidar que nadie dijo que acompañar a nuestro titulares, sólo era esplendor y lucimiento, sino que también sería esfuerzo, sacrificio y penitencia... Que nadie ponga en duda, que por muy bellas que puedan ser unas melodías y unos acordes musicales, detrás de ellos hay muchas horas de ingratos ensayos y muchas noches de frío y de trabajo nunca lo suficientemente reconocido...

Sin embargo, como les ocurre a nuestros hermanos costaleros, no hay gozo sin dolor, no hay luz sin oscuridad, no hay resultado sin trabajo, y no hay premio sin entrega...

Debemos de sentirnos orgullosos de poder acompañar año tras año a nuestros "Cristos" y "Vírgenes", ya que en cada ensayo y cada marcha, nos acercaremos más a la Gloria, y al gozo de la Resurrección... Que el Señor esté con nosotros...